Levantamiento República Democrática Alemana

En 1953 la clase obrera se rebeló contra el ajuste salarial que imponía Moscú. Un millón de alemanes salió a las calles en la RDA.

Alemania recordó el 60 aniversario del levantamiento popular de 1953 contra el régimen comunista de la extinta República Democrática Alemana, uno de precursores de los movimientos que desembocaron en la caída del Muro de Berlín y el fin del bloque soviético muchos años más tarde. "De la indignación nació el valor", resaltó la canciller Angela Merkel sobre las protestas multitudinarias reprimidas con violencia por el gobierno del Partido Socialista Unificado (comunista ortodoxo alineado con Moscú).

En una ceremonia celebrada en el cementerio Seestrasse de Berlín, la canciller trazó un vínculo histórico entre los acontecimientos del 16 y 17 de junio de 1953 y la posterior caída del Muro y el ocaso de los regímenes comunistas en 1989. Pese a que la sublevación fue acallada de forma sangrienta, con al menos un centenar de fusilamientos, las ansias de libertad no pudieron ser reprimidas, recalcó Merkel. "De lo contrario no estaríamos aquí", recordó la política, proveniente del Este alemán.

Más de un millón de personas salieron a la calle en unas 700 ciudades y localidades de Alemania oriental aquel 16 de junio de 1953, en protesta por un ajuste económico que incluía el recorte de los salarios obreros. El estalinismo estaba en el máximo de su poder y no permitió la "insolencia" alemana. Los tanques soviéticos reprimieron de inmediato la masiva movilización popular en las ciudades de Alemania.

Lo que al principio comenzó como una protesta por las penurias económicas y malas condiciones de trabajo acabó siendo un clamor en favor de la libertad y la democracia. Pero rápidamente los tanques soviéticos acabaron con la resistencia popular. Más de 50 personas murieron en la represión, según la cifra oficial, pero al menos otras 100 fueron fusiladas. Otras estimaciones no oficiales hablan de centenares de muertos. En los días posteriores, la Justicia de la RDA y los tribunales militares soviéticos condenaron a cientos de personas. Muchos fueron ejecutados o torturados a muerte en cárceles de la policía política comunista, la terrible Stasi. Otros miles fueron enviados a prisión.

...

Leer el artículo original en LaCapital.com.ar

Additional information