Elecciones AlemaniaEl 22 de septiembre se llevarán a cabo elecciones generales en Alemania. Aquí les ofrecemos los detalles de un sistema no siempre fácil de entender, en el que lo que importa son los partidos, y no los candidatos.

En Alemania, quien no pertenece a un partido político tiene pocas posibilidades de ingresar al Parlamento y pasar a ser uno de los cerca de 600 diputados que lo conforman. Para ocupar una bancada en el Parlamento sin el apoyo de un partido político se necesita contar con un gran respaldo. La Constitución de este país dice que “los partidos políticos influyen en la formación de la voluntad de los ciudadanos”, pero, según expertos, éstos no solo influyen, sino que, en realidad, determinan quién puede hacer política y quién no. Y eso está relacionado con el sistema electoral alemán, más exactamente con el primer y el segundo voto.

Pueden votar todos los ciudadanos que posean la nacionalidad alemana y hayan cumplido 18 años. Actualmente son 61,8 millones de personas, entre ellos, cerca de tres millones que votarán por primera vez el 22 de septiembre, según datos de la Oficina Federal de Estadísticas. El presidente de esa institución es también quien organiza las elecciones generales, por lo cual todos los partidos que deseen participar en ellas deben presentarse primero ante él. Son aceptados todos aquellos partidos que reconozcan y acepten la Constitución alemana, el sistema democrático y el Estado de derecho. Este 22 de septiembre de 2013, los alemanes podrán elegir entre 34 partidos. Actualmente hay 6 partidos representados en el Parlamento: la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y su hermana bávara, la Unión Social Cristiana (CSU), el Partido Socialdemócrata (SPD), el Partido Demócrata Liberal (FDP), Los Verdes y La Izquierda.

Reglas de juego que rigen desde hace 60 años

En teoría, también los pequeños partidos podrían ingresar al Parlamento. Pero dado que en una democracia las leyes deben ser aprobadas por mayoría parlamentaria, si estuvieran representados en el Parlamento, esos partidos deberían organizarse en pequeñas alianzas ...

Leer el artículo completo en www.dw.de

Additional information